Pues a mí, la nieve me gusta...

... ¡y la encuentro muy útil!