¡Hace falta mucho sueño... y poca cabeza!

No tengo nada en contra de que uno duerma la siesta al aire libre, pero...

... en este caso, espero por su bien que no tenga la costumbre de moverse mucho mientras duerme: